En América Latina la red 5G todavía está lejos de ser una realidad. De la mano de Huawei, algunos países han empezado proyectos para crear una infraestructura que permita esta red. Y aún cuando esta red aún no está desarrollado por completo, los centros de investigación alrededor del mundo comienzan a pensar en la siguiente generación: la red 6G.

La red 5G impulsará el Internet de las Cosas (IoT) y tendrá importantes aplicaciones tanto en la zonas rurales como en la creación de ciudades inteligentes donde miles de aparatos estarán conectados al mismo tiempo y enviando datos para su procesamiento. La red 6G irá aún más allá, pero ¿en qué consiste?

¿Qué es la red 6G?

La 6g es una tecnología aún hipotética que permitirá conexiones inalámbricas de un TB por segundo y tendrá la capacidad de cubrir conexiones submarinas. Estas características permitirán ampliar las aplicaciones de la Inteligencia Artificial, al aumentar la velocidad de datos que son enviados en tiempo real.

Un ejemplo de los usos posibles de esta tecnología son los autos autónomos. Estos vehículos necesitarán enviar información constante no solo sobre su ubicación, sino también necesitarán conocer la ubicación de vehículos cercanos con  una latencia de menos de un milisegundo. Sumado a esto, habrá al mismo tiempo cientos de vehículos que reciben datos simultáneamente. Una mala conexión podría provocar corrupción de los datos e impedir que estos vehículos funcionen de manera eficiente.

La red 6G permitirá impulsar la investigación y el desarrollo en áreas relacionadas con el IoT y la inteligencia artificial, algunas que incluso no imaginamos aún.

¿Por qué la prisa de investigar la red 6G?

Estados Unidos fue de los países pioneros en adoptar la red 6G. Esto permitió que en el país surgieran o se popularizaran startups como Facebook, Instagram, Twitter, entre otras. La rápida conexión de los teléfonos móviles transformaron la manera en que las personas comparten contenidos en línea.

En cambio, en Europa el despliegue de la red 4G se vio afectada por cuestiones regulatorias. Esto puso a la región en desventaja frente a Estados Unidos y es uno de los motivos por los cuales existen pocas empresas tecnológicas que compitan a nivel global que provengan del viejo continente.

Colocarse en la vanguardia de la tecnología es crucial para el desarrollo de las naciones, de ahí la prisa por desarrollar una infraestructura de telecomunicaciones de última generación.

¿Qué tan rápido será el despliegue de la red 6G?

El estándar 4G LTE actual dominará durante varios años más, ya que los operadores de telecomunicaciones intentarán recuperar sus enormes inversiones en esa infraestructura. Mientras tanto, los operadores están procediendo con cautela con 5G. El despliegue de 5G será mucho más costoso que el 4G debido a las cortas distancias a las que pueden viajar las señales y la necesidad de una mayor densidad de equipos para transmitir las señales.

Cuando la tecnología 5G se convierta en la red dominante (recordemos que la red 5G comenzará a ser un estándar a finales de 2019 y durante 2020), será el salto más grande desde la evolución de las redes 2G a 3G. El 5G no solo promete velocidades teóricas de 20 Gbps en comparación con la máxima teórica de 1 Gbps para 4G, sino que no tiene latencia y admite una mayor densidad de conexiones en un área más pequeña. Se promoverá como solución para habilitar ciudades inteligentes, fábricas inteligentes, vehículos autónomos, transmisión de realidad virtual sin ataduras y más. 

Por lo tanto, es probable que en la próxima década aún no veamos una red 6G en el mundo. Además, esta red tendrá como desafío que cada país probea de una regulación que permita hacer uso del ancho de banda necesario para la transmisión de datos con esta tecnología.  

Los datos de la Universidad de Santa Bárbara de California, que está investigando nuevas tecnologías de radio para poder desarrollar el 6G, rebajaron hace unos meses las previsiones para esta tecnología. De acuerdo al centro que está encargando del estudio, la velocidad del futuro estándar sería de 100 Gbps a muy baja latencia; se prevé que el 5G se transmita a 20 Gbps. También cambiaría el rango de frecuencias que emplearía, que alcanzaría 1THz y se movería, en su límite inferior, en la banda de los 100GHz. El grupo apuntaba a que la generación de comunicaciones móviles podría estar disponible para uso comercial en un plazo de diez años.

¿Quiénes están trabajando en la tecnología 6G?

Como la mayor parte de las últimas innovaciones tecnológicas en Estados Unidos, en este la investigación del 6G se está llevando a cabo en California. Para ser precisos, en el Centro de Comunicaciones y Detección de TeraHertz o ComSenTer. Actualmente, las investigaciones se dirigen en dos direcciones: realidad aumentada y transportes. 

El cambio más significativo no será solo la velocidad, sino también el rango de frecuencias en el que operará esta red.

La empresa estadounidense Qualcomm también anunció estar trabajando en la tecnología 6G. El CEO de la compañía Cristiano Amon mencionó que tras lanzar el 5G en 2019, ya tenían un equipo trabajando en la próxima generación de conectividad móvil.

China también está preparando el terreno para el 6G, como publica un medio local y recoge la agencia Bloomberg. China espera comenzar de forma oficial con la investigación y el desarrollo de sistemas inalámbricos 6G en 2020. El medio cita al líder de un equipo de trabajo 5G del Ministerio de Industria y Tecnología de la Información, quien también ha destacado que el siguiente estándar de transmisiones móviles favorecerá el despliegue de cobertura a altitudes más elevadas, además de lograr mejorar diez veces la velocidad que se espera se alcance con el 5G. 

Huawei, la compañía que más avances ha hecho en la 5G, también ya está trabajando en la red 6G, según reportan los medios CNET y The Logic, . En sus oficinas de I+D (Investigación y Desarrollo), la compañía china estudia todos los detalles para comenzar a trabajar con esta nueva tecnología de red. El centro de trabajo de Huawei se ubica en Ottawa, Canadá, pero más allá de esto no hay más detalles sobre los planes de Huawei con esta nueva tecnología.

Varias empresas coreanas de tecnología  también comenzaron con las investigaciones de 6G, según la agencia pública de Corea del Sur Yonhap. 

En enero de 2019, LG Electronics se unió con el Instituto de Ciencia y Tecnología Avanzado de Corea (Kaist) para abrir un centro de investigación 6G.

A finales de mayo de 2019, el operador de móviles coreano KT firmó la semana pasada un acuerdo con la Universidad Nacional de Seúl (SN8U) para colaborar en la investigación 6G.

A principios de junio, Samsung anunció la apertura de un nuevo centro de investigación con el fin de desarrollar tecnología para redes móviles 6G. El departamento de investigación y desarrollo de la firma, Samsung Research, ha incorporado recientemente un equipo de investigación para acelerar el desarrollo de soluciones y la estandarización de 6G, una tecnología que forma parte del plan de negocio a largo plazo de esta compañía, según las fuentes.

¿Y qué pasa con la 6G en Latinoamérica?

Hasta el momento, solo un país de Latinoamérica ha anunciado tener planes para desarrollar la tecnología 6G: Brasil. Antes de finalizar 2019, el Ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación de Brasil Marcos Pontes anunció que Brasil colabora con Finlandia para impulsar el desarrollo de esta tecnología en el país.

En entrevista con el medio brasileño Valor, Marcos Pontes comentó que ““el futuro ya está definido, es hora de pensar en 6G. Por primera vez en la historia, estamos comenzando conjuntamente con el mundo, en este caso Finlandia, que es uno de los principales líderes, el desarrollo de tecnologías con futuro”.

El líder de estas investigaciones es el profesor José Marcos Brito del Instituto Nacional de Telecomunicaciones (Inatel) en Santa Rita do Sapucaí, Mato Grosso. Brito es el director de investigación de posgrado de la institución.  Su equipo de trabajo lo integran veinte investigadores brasileños involucrados en un programa finlandés reconocido mundialmente por liderar las discusiones más avanzadas sobre innovación en teléfonos móviles.

“Siempre aclaro cuando hablo en serio, no es una broma. Brasil decidió sabiamente apostar las fichas por la tecnología 6G ”, dice, con buen humor, el profesor de Inatel.

Cinco años para ver progresos en 6G

Aunque en la actualidad son varias compañías las que trabajan en el desarrollo de la tecnología 6G, lo más probable es  que no podamos ver los primeros resultados de estas investigaciones en los próximos cinco años. Así sucedió con la tecnología 5G, que a penas comienza su despliegue en el mundo.

Huawei empezó a trabajar en la red 5G en el 2014, y no fue sino hasta 2019 cuando estuvieron listos para desplegar este red en varios lugares del mundo. En la actualidad, todavía falta mucho trabajo por hacer para que los países latinoamericanos cuenten con la infraestructura necesaria para aprovechar esta tecnología, pero se avanza por buen camino. Huawei anunció que tiene contratos en Latinoamérica relacionados con la 5G para el próximo año.

En la región, representa un avance que los países decidan adoptar las nuevas tecnologías lo más pronto posible para impulsar el desarrollo en la región. Sin embargo, falta que más economías latinoamericanas adopten la postura de Brasil de colocarse en la vanguardia de estas tecnologías, al impulsar la investigación en Latinoamérica.

Leave a Reply