El outsourcing de servicios es una de las fuentes de trabajo que más ha crecido en América Latina en los últimos años. Sin embargo, al ser una práctica relativamente nueva todavía encontramos algunos mitos basados en la desinformación que deben ser derrumbados para ayudar al fortalecimiento del sector y potenciar su productividad.

En países como Colombia y Perú, el outsourcing se ha convertido en una fuente de empleo sólida capaz de producir millones de dólares al año. De esta manera, la tercerización es un motor importante de las economías emergentes por los beneficios que genera la economía del país, así como a las empresas y talento humano.

Información sin base

A pesar del crecimiento en el sector es común escuchar algunas opiniones negativas o dudas por parte de empresas y trabajadores. Uno de los principales mitos a desmontar tiene que ver con el marco legal del outsourcing, en especial lo referente a su legalidad y los beneficios de ley para los empleados.

Cada país de la región cuenta con legislación laboral diseñada para permitir a las empresas contratar personal externo siempre y cuando se cumplan todos los requisitos de ley. Por ejemplo, en Colombia, uno de los principales mercados en cuanto a outsourcing, las empresas deben tener tarifas de servicios, fijar indicadores de rendimientos claros para todas las partes y definir detalladamente las responsabilidades del trabajador y la empresa.

Otro de los mitos más nocivos con respecto a la externalización de servicios tiene que ver con la precariedad laboral. Es cierto que en el pasado algunas empresas se hayan aprovechado del outsourcing en ese sentido, sin embargo, tanto el mercado como la legislación vigente se encargan de castigar las malas prácticas para asegurar que ninguna de las partes salga perjudicadas.

Crecimiento del sector

Los contratos de trabajo a través de agencias de empleo y empresas de servicios de outsourcing tienen que cumplir con la ley laboral de cada país y ofrecer los beneficios reglamentarios. Además, gracias a la competencia en el sector, las empresas se ven obligadas a ofrecer beneficios atractivos para captar talento humano de calidad.

Por el lado de las empresas contratantes se cree que el outsourcing sólo está disponible para las grandes empresas. La realidad es otra, para las Pymes el acceso a servicios de tercerización puede ayudar al crecimiento sostenido al permitirles dedicarse al negocio central.

Es importante que las empresas conciban el outsourcing como una manera de acceder a personal calificado que formarán parte del equipo de trabajo para convertirse en aliados estratégicos en la consecución de los objetivos planteados por la compañía.

Deja un comentario