La demanda por espacios de coworking continúa creciendo en Perú y se espera que llegue a las provincias durante el 2019. En 2017 apenas había oficinas disponibles en Lima para trabajar bajo esta modalidad mientras que en 2018 el negocio explotó hasta alcanzar 40 firmas que ofrecen espacios colaborativos para empresas.

De acuerdo con Ernesto de Olazával, CEO y cofundador de Comunal Coworking, la manera en que las empresas consumen el espacio de trabajo ha cambiado al igual que otros mercados como el transporte o el streaming de películas. Actualmente, su empresa maneja un portafolio de más de 20.000 mts2.

El portafolio actual de las distintas agencias asciende a 63.000 mts2 en más de 70 locaciones. La expansión de los espacios de coworking en Lima se traslada más allá de los edificios de oficina tradicionales hacia otras localidades como edificios históricos, hoteles y centros comerciales. De esta forma se pretende satisfacer la creciente demanda por espacios colaborativos.

Además de los actores locales, en el 2018 también aterrizaron dos líderes internacionales como son WeWork y Spaces. Estas dos firmas también cuentan con operaciones en otros países de la región donde están expandiendo las operaciones.

El coworking representa una reducción considerable de costos para las empresas y se estima que para el 2030 el 30% de la finca raíz de oficinas esté dedicada a esta modalidad.

Deja un comentario