Paraguay se ha convertido en un destino atractivo para las empresas que buscan abrir nuevas sedes o centros de contacto. Una de las más recientes ha sido la chilena RECSA que dos meses antes de su llegada oficial al país ya cuenta con 200 empleados paraguayos trabajando en servicio al cliente.

De acuerdo con Claudio Astigarraba, gerente de Operaciones de la firma en Chile, destacó la estabilidad macroeconómica del país sudamericano, así como el talento humano disponible ya que en poco tiempo pudieron llenar las 200 plazas que necesitaban y pudieron constatar las capacidades técnicas de los trabajadores paraguayos.

Otra de las ventajas que encontró la empresa al establecerse en Paraguay son las ganas de aprender de los profesionales locales, especialmente los más jóvenes. Esto resulta en incentivos tanto para los trabajadores como para la empresa ya que les permite invertir en la capacitación y formación del talento humano del país.

Por otra parte, Astigarraba, también destacó que el trabajo en atención al cliente permite a los profesionales estudiar y trabajar medio tiempo. RECSA planea contratar al menos otros 200 empleados y la Oficina de Empleos del Ministerio del Trabajo brindará apoyo para la selección de personal en el país con la organización de ferias de empleo.

Deja un comentario