A partir de este mes la Asociación Colombiana de Contact Center y BPO cambia de nombre a BPRO (que se pronuncia bipro por sus siglas en inglés) para ajustar su estrategia a las nuevas exigencias del mercado, especialmente las relacionadas con la transformación digital desarrollada por los profesionales del BPO (Business Process Outsourcing).

Según explicó Ana Karina Quessep, presidenta de BPRO, el cambio de estrategia apunta a una mayor integración con los miembros de la asociación. Anteriormente, había compañías dedicadas al servicio al cliente que no necesariamente se veían reflejadas en el sector de contact centers.

Transformación digital e internacionalización

Actualmente al menos 73 empresas del sector están inscritas en BPRO y tienen como objetivo cerrar el año con al menos 100 empresas. Desde BPRO afirman que no quieren convertirse en una asociación de todo sino específicamente de BPO y empresas que mantengan una relación estrecha con cada uno de sus clientes.


“En la asociación estructuramos un comité de transformación en el que convergen las empresas de tecnología y consultoría que puedan diseñar una hoja de ruta de la transformación dentro de los contact center y de toda la cadena” – Ana Karina Quessep

Asimismo, el cambio de nombre no es casual, sino que obedece a una nueva estrategia donde la tecnología juega un papel cada vez mayor. El objetivo es acompañar a las empresas socias en su proceso de transformación digital para que puedan mantenerse a la vanguardia de sus sectores e innovar. Para ello cuentan con capítulos dedicados a servicios compartidos, de tecnología, BPO, cobranzas y de internacionalización.

Por otra parte, también se quiere abarcar todas las empresas que conforman el ecosistema de BPO en Colombia como son: compañías de BPO puro, BPO Captive, Centros de Servicio Compartidos, infraestructura como zonas francas, empresas de tecnología tanto de Software como de Hardware, Cobranzas y Educación.

Sector en constante crecimiento

Desde la asociación señalan que la transformación digital no viene a eliminar puestos de trabajo sino a crear nuevas maneras de trabajar. El paso a lo digital requiere personal altamente calificado para acompañar el proceso. Además, creen que esta nueva estrategia ayudará a consolidar a Colombia como un destino clave para el BPO en América Latina.

En la actualidad el sector de BPO es uno de los mayores empleadores de Colombia con más de 260.000 empleos directos creados en los últimos años. En materia de ingresos ya alcanza el 2,9 % del PIB, en el 2017 se generaron 700 millones en ingresos por exportación y en 2018 las ventas aumentaron en 8% hasta llegar a los 2.969 millones de dólares.

Los principales sectores que contratan servicios de BPO son telecomunicaciones, banca, servicios financieros y medios de comunicación que representan al menos el 60% de las ventas.

Deja un comentario