Las empresas de logística en Perú cambian de estrategia para enfocarse en el core de sus negocios. Para ello buscan tercerizar tanto los almacenes como la flota de vehículos lo que les permitirá atender mejor a las demandas de los clientes al mismo tiempo que se reducen los costos fijos.

De esta forma, las empresas peruanas podrán no sólo dedicarse al core del negocio sino realizar mayores inversiones en temas de tecnología, infraestructura y atención al cliente para continuar expandiendo sus operaciones en el país sudamericano. También se abrirán nuevas líneas de negocio y renovarán las existentes.

Reducción de costos

Algunas de las empresas que se están beneficiando de la flexibilidad que ofrece la tercerización son Ransa Perú quienes tienen alquilados más de 6.000 m2 de almacenes para atender la demanda actual y en caso de que aumente tienen la posibilidad de incrementar rápidamente su área de almacén en otras zonas de la ciudad de ser necesario.

Asimismo, tienen alquilada el 60% de su flota al igual que Dinet quiénes tienen el 70% de sus vehículos bajo esta modalidad. Otras empresas como Scharff y Transber también alquilan sus flotas para maximizar sus recursos.

Otras empresas también han logrado reducir costos en materia de seguridad y la vacancia de los almacenes. Las empresas buscan rentabilizar lo que se ahorran para mejorar su oferta de servicios.

Inversiones en tecnología

Con la tercerización de almacenes, flotas y otras áreas las empresas tienen la posibilidad de invertir en tecnología como es el caso de Dinet que se encuentra desarrollando su comercio electrónico, mientras que Ausa pretende mejorar sus servicios en lo que respecta a carga internacional.

Por otra parte, este proceso de externalización ha provocado un aumento en la oferta de centros logísticos. De acuerdo con datos suministrados por BSFAlmacenes del Perú este año aumentarán en 50% el área alquilada para almacenes en el país.

Deja un comentario