El mercado laboral continúa evolucionando. Aunque la mayoría de las estructuras empresariales se mantienen rígidas, existen empresas que están probando nuevas formas de organización. Una de estas modalidades es lo que se conoce como las empresas sin jefe donde se busca que la empresa sea autogestionada de forma horizontal entre todos los empleados.

Esta tendencia tiene ya algunos años en el mundo corporativo, como lo demuestra por ejemplo la empresa de videojuegos Valve que desde su fundación en 1996 implementa el modelo de autogestión. Para decidir en cuál proyecto se van a enfocar los empleados deben realizar presentaciones y exposiciones donde se toman las decisiones.

Grupo Cygnus a la vanguardia de la autogestión

Sin embargo, en Chile apenas se están empezando a ver compañías autogestionadas como es el caso de Grupo Cygnus, una empresa dedicada al outsourcing, que a partir de este año prescindió de las jefaturas tradicionales en diversas áreas de la empresa como: Seguridad y Prevención así como Contabilidad y Facturación.

De acuerdo con declaraciones de Leire Cosgaya, responsable de la Transformación Cultural del Grupo Cygnus, la implementación del modelo de autogestión tiene que ver con una transformación cultural dentro de la organización donde se busca dar visibilidad a todos los empleados para que tengan una mayor autonomía al mismo tiempo que se valoran sus capacidades.

Una de las principales ventajas de este modelo es que fomenta la colaboración entre los empleados de la empresa. Asimismo, para el empleado tiene beneficios como un mayor acceso a la toma de decisiones dentro de la empresa y la posibilidad de administrar su tiempo y prioridades.

Trabajo en equipo y mayor compromiso

En Grupo Cygnus creen que la autogestión también facilita la coordinación entre los empleados y la transparencia en la empresa donde cada uno de los trabajadores empieza a sentir un compromiso mayor con la empresa. Los resultados se notan casi de inmediato con el incremento de la participación de los empleados.

También esperan continuar expandiendo el modelo de autogestión hacia otras áreas ya que los empleados se sienten vistos y escuchados dentro de la empresa lo que ha generado un aluvión de nuevas ideas, así como un incremento de la productividad gracias a la confianza que se les transmite.

Las empresas sin jefe continúan aumentando y se espera que dentro de los próximos años sean cada vez más comunes dentro del ámbito corporativo ya que el modelo tradicional no funciona para todas las personas mientras que la autogestión ayuda a fomentar el trabajo en equipo y la colaboración.

Deja un comentario