América Latina es una región de inversión lógica para España. Los países latinoamericanos comparten historia, cultura e idioma con el país ibérico. Además, la población del continente casi duplica la de Estados Unidos.

Según un informe de IE University, las empresas españolas aumentarán su inversión en la región un 76%. En 2018, la inversión fue de €9,662 millones, según los datos del Ministerios de Industria, Comercio y Turismo, un 15% del total de la inversión extranjera. En materia de telecomunicaciones, las empresas españolas dominan la región.

Entre los países latinoamericanos con mayor expectativa de crecimiento, Chile, Perú y Colombia destacan en la lista. Sin embargo, las diferentes políticas migratorias de cada país puede detener los procesos de internacionalización. Employee Mobility Solutions (EMS) ha analizado algunas claves para la movilidad del talento entre estos países.

México, Colombia, Brasil, Chile y Perú entre los países donde más se invierte en Latinoamérica.

Peru

Este país andino es uno de los destinos más atractivos para la inversión española, al ser un sitio seguro para la contratación de empleados. Sin embargo, los procesos suelen ser lentos por la falta de automatización. Otra barrera para los empresarios españoles es la desconfianza de algunos propietarios a la hora de ceder inmuebles a ciudadanos extranjeros. EMS propone un sistema de apoyo a modo de red que sirva de aval a los nuevos ciudadanos extranjeros que se asienten en el país para resolver este problema. Entre los sectores más demandados en el país son los servicios financieros (26%), telecomunicaciones (21%) y extracción de petróleo y gas natural (15%)

Colombia

La inversión ha crecido en los últimos años en este país, provocando también un flujo de extranjeros, aunque aún no representan más del 1% de la población total. Entre las carencias que aún tiene este país se encuentra la falta de infraestructuras y sensibilidad general para recibirlos. La normativa migratoria de Colombia es muy estricta y poco flexible. A diferencia de Perú, la oferta inmobiliaria es amplia, pero muy cara y carente de infraestructuras, lo que les resta protagonismo frente a otros destinos. Además, los impuestos son muy elevados para los empleados. Esto frena la competitividad e incrementa los costes laborales para poder atraer extranjeros.

Chile

La estabilidad política y económica, así como por las condiciones de seguridad que proyecta el país chileno lo han hecho uno de los destinos preferidos para hacer negocios internacionales. Las actividades de programación y consultoría, así como servicios financieros y construcción son los más requeridos en este país del cono sur. Hay un auge inmobiliario en Chile debido a la estabilidad económica, pero el coste de la vivienda es aún alto para los extranjeros.

Chile es uno de los principales receptores de la inversión española.

Ana Gazarian, CEO de EMS, sostiene que “cada país tiene unas particularidades legislativas y de procesos migratorios que pueden resultar muy complejos. Es crucial contar con el conocimiento de expertos locales que nos ayuden a tramitar la movilidad de empleados de la manera más eficaz, especialmente en unos países en constante crecimiento y cambio,que siguen siendo una gran oportunidad para las empresas españolas”.

Deja un comentario