Hola Code es una startup mexicana que ofrece entrenamiento en programación a los migrantes que regresaron de Estados Unidos.

El curso de programación de Hola Code dura cinco meses y los estudiantes no pagan nada hasta que encuentran un trabajo. Este modelo de negocio es similar a otras iniciativas como Microverse, escuela para desarrolladores remotos.

Hola Code también proporciona comida, servicios bancarios, clases de yoga e incluso apoyo para la salud mental para los migrantes.

Marcela Torres, CEO de Hola Code, hace énfasis que este proyecto no es filantropía. La startup es una empresa con una misión social:  ayudar a quienes han regresado tanto voluntariamente a México como quienes han sido deportados por las autoridades norteamericanas, con especial interés en los llamados DREAMers, jóvenes que ingresaron a Estados Unidos cuando eran niños.

Repatriados pueden contribuir a la fuerza laboral de México

El número de migrantes mexicanos deportados por Estados Unidos creció un 13% durante el año pasado. De enero a diciembre de 2018, más de 190K mexicanos fueron deportados junto con migrantes centroamericanos.

México puede beneficiarse de la llegada de este grupo de migrantes, ya que muchos de los trabajos de TI no son cubiertos por la falta de personas calificadas. Para Torres, el gobierno no ha hecho lo suficiente para asistir a los repatriados quienes, en muchas ocasiones, no hablan español.

Deja un comentario