El senado de Argentina aprobó la ley de economía del conocimiento, que busca extender los beneficios otorgados por la ley de software en Argentina desde 2004 a más empresas e impulsar la participación del sector tecnológico en el desarrollo económico del país.

El bosquejo de ley se hizo junto con emprendedores e ingenieros. La ley beneficia a 11K compañías vinculadas con la economía del conocimiento, entendida como las actividades productivas con un intenso uso de la tecnología y que requieren a un personal altamente calificado.

Este sector incluye software, robótica, biotecnología, la industria aerospacial y satelital, la audiovisual, la electrónica y el sector de comunicaciones, servicios de prospección geológica, servicios de outsourcing, investigación y desarrollo, nanotecnología y nanociencia.

Ley de economía del conocimiento impulsaría creación de empleos

La ley pretende impulsar el crecimiento del empleo en el sector un 65% más que en el periodo de 2007-2017. En la actualidad, la economía del conocimiento representa el 14% del empleo en el país y creció a doble dígito de 2003 a 2015. Sin embargo, recientemente ha retrocedido.

Aunque la ley de software ayudó a impulsar la industria tecnológica del país sudamericano, solo un 10% de las empresas aprovechan sus beneficios. La nueva legislación extiende los beneficios de la ley de software a otros sectores como biotecnología, robótica, inteligencia artificial y outsourcing.

Alejandro H. Ramírez, de la firma Highton, Marinelli & Ramírez considera que “la legislación necesitaba ser actualizada y este es un paso mayor en un término a largo plazo. Hay mucha expectativa entre inversionistas y emprendedores”.

La Asociación de Emprendedores de Argentina (ASEA) evalúa de manera positiva la ley y considera que puede ayudar a crear startups.

“Argentina tiene muchos emprendedores y talento. Existen muchos ejemplos de grandes ideas llegando al país, pero el país necesita inversión de capital de riesgo y no hay una cultura de invertir en startups en Argentina”, comentó Ramírez.

La ley llega en un momento en que la exportación de servicios basados en el conocimiento ha caído un 15.6% en Argentina, de acuerdo al reporte del Observatorio de la Economía del Conocimiento, un número preocupante al tratarse de un sector que había crecido en números de dos dígitos y que había superado las exportaciones de sectores tradicionales como el ganado y la soya.

El salario anual del sector también ha caído como consecuencia de la devaluación del dólar frente al peso. Ramírez lamenta que las continuas crisis económicas de Argentina han afectado la confianza en el país.

Deja un comentario