Hablar en público, persuadir a las personas, trabajar en equipo, tener conocimientos en ciencias sociales o saber varios idiomas son habilidades blanda que cada vez tendrán más importancia en los trabajo de tecnología. Estos conocimientos otorgan valor al desarrollo de inteligencia artificial. Quienes tengan estas habilidades entran en un perfil conocido como profesiones híbridas. 

“Liderazgo, saber trabajar en equipo, motivación, comunicación o conocimiento en humanidades son habilidades que cada vez buscamos más dentro del talento que ingresa a la empresa, más allá de priorizar títulos estamos buscando que las capacidades de nuestros colaboradores hablen por ellos” indicó a Expansión, Ana Paula Assis, presidenta de IBM América Latina.

La firma de análisis de recursos humanos Burning Glass Technologies prevee que este tipo de profesiones tendrán su boom entre 2020 y 2025, aunque desde 2015 se ha comenzado a hablar sobre este tipo de profesiones. En los próximos cinco años, estos empleos crecerían un 21%, en especial en ofertas laborales de tecnológicas, donde se prevé un crecimiento del 10%.

“El talento joven, bien capacitado en temas técnicos, pero también bien capacitado en temas más sociales, de liderazgo, de saber trabajar en equipo es fundamental para desarrollar más y mejor tecnología en el mercado. El valor que tendrá el talento en el futuro próximo será grande, y no sólo hablamos de jóvenes, hablamos de adultos y adultos mayores que lo único que desean hacer es crecer” afirmó a Expansión, Luiz Meisler presidente ejecutivo de Oracle América Latina.

Las empresas de tecnología están buscando ingenieros de software y gerente de proyectos capaces de aportar creatividad, diseño visual y trabajar en equipo. Por esta razón, las profesiones híbridas son cada vez de mayor importancia en el ámbito de las tecnologías de la información.

El desarrollo de aplicaciones móviles también requiere de las profesiones híbridas. El talento para programar ya no es suficiente, tambiés se necesita saber qué contenido soportan, crear una interfaz atractiva e incluso de mercadotecnia. Y parte de este cambio, de acuerdo con los especialistas, tiene que ver con que antes no existían estas tecnologías o equipos y por ende no era necesario que el capital humano tuviera una combinación de habilidades.

En 2010, de acuerdo al estudio de Burning Glass, sólo había 150 vacantes para personas que fueran capaces de aplicar estadísticas a problemas comerciales, en 2018 este tipo de empleo creció a más de 1.7 millones de ofertas de trabajo. Por ende los científicos de datos crecieron su participación, tanto en tecnológicas, como en departamentos de tecnología de industrias muy variadas. Y de hecho los gerentes de marketing, con experiencia en análisis de datos, a menudo ganan un 40% más que los que no lo tienen.

“El interés por tener un talento más capacitado está generando que nosotros dentro de la empresa estamos capacitando a más personas, sin importar su edad o grado académico, la convocatoria en cierta forma es abierta y lo que contempla es que tengan habilidades de análisis, ganas de sobresalir y aptitudes de trabajo en equipo” señaló Meisler.

Según el estudio de Burning Glass, alrededor del 42% de todos los empleados podrían algún día verse reemplazados por inteligencia artificial. Por el contrario, los trabajos híbridos son tan complejos y dependen en gran medida de los juicios de expertos y de habilidades como la imaginación y empatía que prevé un crecimiento del 12% en los próximos dos años y hasta 21% en el 2025.

“Las escuelas tendrán que reconfigurar la forma en cómo capacitan a sus alumnos y las empresas tendrán que formar cuadros de capacitación tanto en sus áreas sociales, como en las técnicas, pues la tecnología tendrá nuevos retos, tanto para el personal de recursos humanos, como para los ingenieros que se dediquen a desarrollar software” argumentó Assis.

Dentro de las habilidades suaves más buscadas en las empresas de tecnología, según LinkedIn, son saber administrar el tiempo, capacidad de adaptación, colaboración, empatía, persuasión y creatividad. Además Assis precisa que una de las más relevantes es la disposición a aprender.

“Conforme la tecnología avance se tendrá que volver a capacitar al equipo, por lo que el talento de la empresa debe estar dispuesto a colaborar tanto para tomar cursos como para enseñar las habilidades a otras personas en su equipo” puntualiza Assis.

Ahora bien, sobre las habilidades que son más atractivas en aquellos puestos de áreas sociales, están la capacidad de entender cómo trabaja la inteligencia artificial, razonamiento crítico y saber gestionar aplicaciones de la nube.

Deja un comentario