Con casi medio millón de casos registrados, México se está convirtiendo en un foco rojo en la actual pandemia global. Sin embargo, muchas empresas de outsourcing en México han logrado mantener la productividad sin arriesgar a su personal, como nos relatan en Nearshore Americas.

En Monterrey, donde existen hasta el momento 18 K casos registrados, varips proveedores basados en outsourcing siguen sin registrar ningún caso positivio de COVID-19.

Monterrey es uno de los centros comerciales más importantes de México, donde operan grandes empresas internacionales como KIA, Toyota y Boeing, por poner un ejemplo entre las más de 400 empresas del sector de TI que están en la ciudad.

Héctor Tijerina, director de inversiones de la Secretaría de Economía y Trabajo del Gobierno de Nuevo León presume que la productividad de Monterrey se mantiene en primer lugar en el país, siendo un imán para el talento.

El trabajo desde casa ha sido bastante viable para la mayoría de las empresas. La mayoría de los BPO han hecho la transición para proteger a sus empleados y garantizar la continuidad del negocio.

Lee también: ¿Debes Trabajar En Casa? Consejos Para Mantener La Productividad (Y La Cordura)

Los cinco principales BPO de la ciudad son Teleperformance, con 4.500 empleados, Atento, con 3.000, Arvato, con 1.700, Sitel, con 1.200 y Sutherland Global, con 800 trabajadores. Francisco Robert, gerente de país de Sutherland Global en México, dijo que la compañía fue una de las primeras en salir del bloque con la FMH, tomando la iniciativa de organizar la protección de los trabajadores incluso antes de que el gobierno publicara las regulaciones.

“Cuando empezó todo esto, México solo tenía unos 50 casos de Covid-19”, dijo Robert. “La posición de los gobiernos de América Latina fue demasiado relajada”.

¿Cómo lo hicieron?

Doce días antes de que el gobierno emitiera su propia guía, Sutherland inició la FMH, haciendo una rápida transición del personal durante un período de tres semanas. La compañía introdujo pruebas de temperatura, exámenes médicos y controles de entrada y salida en sus sitios.

Sutherland también organizó un foro en vivo en las redes sociales, respondiendo preguntas frecuentes sobre salud. La compañía también triplicó los servicios y el personal de limpieza y canceló las visitas al sitio de personas externas.

El objetivo era garantizar que la interrupción del servicio no fuera un problema ni para los clientes ni para los empleados. Por el momento, el distanciamiento social es menos preocupante, ya que el 94% del personal de Sutherland trabaja a distancia.

Robert señala que la FMH logró tres objetivos a la vez: proteger la salud de los empleados, brindarles seguridad laboral y garantizarles ingresos. “Estamos orgullosos de que hasta el día de hoy, Sutherland en Monterrey no ha tenido la necesidad de poner a nadie en licencia, despedir a nadie o enviar a nadie de vacaciones forzadas”, dijo Robert.

Según el Clúster de Tecnología de la Información y las Comunicaciones en Nuevo León (Csoftmty), el 80% de sus miembros de BPO lograron una transición fluida a la FMH.

Deja un comentario