En el mes de noviembre pasado, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador envió una iniciativa de ley para regular el outsourcing en México, lo que sucitó muchas inquietudes en los círculos empresariales del país.

El gobierno de México argumenta que el outsourcing ha promovido el aumento de la informalidad, además de perjudicar a los trabajadores al recibir menos prestaciones. Por su parte, diferentes empresarios han argumentado que muchas compañías no podrían integrar a sus filas a los trabajadores contratados por outsourcing si la reforma se aprueba.

La polémica entorno al outsourcing

De acuerdo al presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (COPARMEX), la reforma provocaría la pérdida de millones de empleos que ahora existen bajo ese esquema. 

Por su parte, la Secretaria del Trabajo y Previsión Social, Luisa María Alcalde, argumenta que el outsourcing en México ha provocado el subregistro de trabajadores, provocando que estos coticen a un salario menor en el IMSS y que reciban, en consecuencia, una pensión menor a la que les corresponde. Asimismo, los trabajadores reciben menores prestaciones laborales. Entre las prácticas más socorridas, están los despidos de trabajadores en diciembre para contratarlos en enero, de tal manera que estos no generan antigüedad. 

Por último, la cabeza de la STPS señala que el outsourcing también es utilizado por varias compañías como esquemas de evasión fiscal y para evitar el pago de cuotas al IMSS.

¿Es el outsourcing en México tan malo como dicen?

En los últimos años, México se ha convertido en uno de los destinos preferidos para la tercerización de servicios, sobre todo por su cercanía con los Estados Unidos en esa modalidad conocida como nearshoring.

En cuanto al desarrollo de software, se ha dicho que México podría convertirse en la nueva India, por los costos competitivos que ofrece y la creciente calidad en el servicio. Aunado a esto, como miembro del Tratado Comercial entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), las compañías transnacionales tienen algunas ventajas que no tienen en otros países. Por ejemplo, los derechos de propiedad intelectual están protegidos y no existen restricciones de viaje entre estos países.

Retrasos en la aprobación de la ley

Desde que la iniciativa fue propuesta, ha habido varios retrasos en la promulgación de la ley, mientras que la COPARMEX ha buscado negociar algunos de los puntos de la reforma. Una de las principales preocupaciones de los empresarios del país es el reparto de utilidades, un pago que hace la empresa a sus trabajadores de acuerdo a las ganancias que obtuvo en determinado año. 

Bajo la tercerización de la nómina, las empresas no tienen que repartir entre sus trabajadores las utilidades obtenidas en un año, lo que, según la COPARMEX, le quita competitividad a las empresas mexicanas frente a las compañías extranjeras, las cuales no tienen que pagar utilidades.

Para destrabar este punto, el legislativo cedió al poner un tope al pago de utilidades, dándole un máximo de tres meses de salario. 

Tras meses de discusiones, la Cámara de Diputados de México finalmente aprobó la reforma a la Ley Federal del Trabajo, del Seguro Social, del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores, del Código Fiscal y de la Ley del ISR. Con estos cambios, la subcontratación solo estará permitida para las tareas que no formen parte del objeto social o actividad económica preponderante de la firma.

Registro de subcontratación

Con los cambios a la ley, todavía pendiente de aprobarse en la Cámara de Senadores de México, la subcontratación de servicios debe formalizarse con un contrato por escrito en el que señale el objeto de los servicios y obras a ejecutar. Tantos las personas morales como físicas que ofrezcan servicios de subcontratación, deberán contar con permiso de la STPS.

El permiso se obtiene acreditando estar al corriente de las obligaciones fiscales y de seguridad social y el permiso se renueva cada tres años.

Con estas predisposiciones, las empresas establecidas en México que ofrecen servicios de subcontratación a empresas extranjeras no deberían estar preocupadas siempre y cuando sus trabajadores estén debidamente contratados. No se persigue la tercerización, se persiguen los abusos en la contratación de trabajadores.

La reforma laboral avanza en México. Ya ha sido aprobada por la cámara de diputados y ahora está en manos de los senadores para votarla.

Las modificaciones a las leyes del trabajo procuran otorgarle autonomía a los sindicatos del país y darles a los trabajadores una posición menos desventajosa en juicios laborales. Sin embargo, esta no se ha impulsado por una exigencia de los trabajadores mexicanos, sino como una condición para firmar el Tratado de México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

En semanas anteriores, Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, declaró que los demócratas no firmarían el T-MEC si México no hacía una reforma laboral. Cuando esta exigencia parece casi salvada, Bernie Sanders arremete ahora contra el Tratado. Su principales críticas se centran en los trabajos outsourcing.

Bernie Sanders reta a Trump

“El tratado de TLCAN que Trump renegoció con México aún permite a las compañías como General Motors enviar nuestros trabajos a México,” dijo Sanders durante un evento en Warren, Michigan.

“Reto a Donal Trump a mantener sus promesas de campaña”, dijo Sanders por Twitter, refiriéndose a parar la fuga de trabajos en Estados Unidos.

Sanders, senador de Vermont, exigió a Trump que haga un nuevo borrador del tratado que efectivamente evite el outsourcing.

Esta no es una nueva posición de Sanders. Anteriormente el senador propuso la Outsourcing Prevention Act, para evitar que trasladen las líneas de producción a México, iniciativa que no tuvo mucho éxito e incluso fue tildada de ridícula.

Tim Worstall hizo notar cómo las empresas más señaladas son las que trasladan su trabajo a otro país, mientras que las empresas que crean trabajos en otros países no sufren el escarnio público.

En algunos medios observan estas posturas como una nueva amenaza contra el T-MEC. Sin embargo, también pueden calificarse como reacciones naturales frente a una tendencia creciente. Sanders definitivamente no podrá parar la tendencia de tercerizar trabajos. Al menos no por ahora.

El mercado laboral continúa evolucionando. Aunque la mayoría de las estructuras empresariales se mantienen rígidas, existen empresas que están probando nuevas formas de organización. Una de estas modalidades es lo que se conoce como las empresas sin jefe donde se busca que la empresa sea autogestionada de forma horizontal entre todos los empleados.

Esta tendencia tiene ya algunos años en el mundo corporativo, como lo demuestra por ejemplo la empresa de videojuegos Valve que desde su fundación en 1996 implementa el modelo de autogestión. Para decidir en cuál proyecto se van a enfocar los empleados deben realizar presentaciones y exposiciones donde se toman las decisiones.

Grupo Cygnus a la vanguardia de la autogestión

Sin embargo, en Chile apenas se están empezando a ver compañías autogestionadas como es el caso de Grupo Cygnus, una empresa dedicada al outsourcing, que a partir de este año prescindió de las jefaturas tradicionales en diversas áreas de la empresa como: Seguridad y Prevención así como Contabilidad y Facturación.

De acuerdo con declaraciones de Leire Cosgaya, responsable de la Transformación Cultural del Grupo Cygnus, la implementación del modelo de autogestión tiene que ver con una transformación cultural dentro de la organización donde se busca dar visibilidad a todos los empleados para que tengan una mayor autonomía al mismo tiempo que se valoran sus capacidades.

Una de las principales ventajas de este modelo es que fomenta la colaboración entre los empleados de la empresa. Asimismo, para el empleado tiene beneficios como un mayor acceso a la toma de decisiones dentro de la empresa y la posibilidad de administrar su tiempo y prioridades.

Trabajo en equipo y mayor compromiso

En Grupo Cygnus creen que la autogestión también facilita la coordinación entre los empleados y la transparencia en la empresa donde cada uno de los trabajadores empieza a sentir un compromiso mayor con la empresa. Los resultados se notan casi de inmediato con el incremento de la participación de los empleados.

También esperan continuar expandiendo el modelo de autogestión hacia otras áreas ya que los empleados se sienten vistos y escuchados dentro de la empresa lo que ha generado un aluvión de nuevas ideas, así como un incremento de la productividad gracias a la confianza que se les transmite.

Las empresas sin jefe continúan aumentando y se espera que dentro de los próximos años sean cada vez más comunes dentro del ámbito corporativo ya que el modelo tradicional no funciona para todas las personas mientras que la autogestión ayuda a fomentar el trabajo en equipo y la colaboración.

Capgemini, una de las consultoras de tecnología más importantes en el mercado internacional, busca expandir sus operaciones en América Latina, especialmente en Brasil y Guatemala donde esperan aprovechar al máximo las ventajas que ofrecen estos territorios. El vicepresidente y director de operaciones en las Américas de Capgemini, Gustavo Tasner, recientemente dio una entrevista a Nearshore Americas donde habló acerca de los planes que tiene la empresa en la región.

De acuerdo con Tasner, América Latina es un territorio clave para su estrategia local, en especial los centros de Guatemala y Brasil, aunque cada uno cuenta con características que los diferencian entre sí.

Servicios para clientes locales

Brasil es el mercado más grande en el continente por lo que cualquier empresa que quiera hacer negocios allí necesita contar con una estructura en el país para poder atender a los clientes locales. Asimismo, las regulaciones fiscales y de importación limitan la cantidad de profesionales y servicios que se pueden tercerizar con empresas en el extranjero.

De acuerdo con Tasner, Brasil es un mercado competitivo donde existen muchas oportunidades de crecimiento. En este mercado los principales servicios que ofrecen son en el área de finanzas, cadena de suministros y contabilidad para empresas multinacionales que están acostumbradas a la tercerización.

Uno de los retos que Capgemini enfrenta en Brasil es que el mercado local al ser tan cerrado el modelo de outsourcing apenas se está abriendo paso. Por esa razón, la empresa está enfocada en expandir sus operaciones en desarrollo de aplicaciones y servicios de infraestructura.

Crecimiento en distintos mercados

Por su parte en Guatemala la operación de Capgemini es distinta ya que desde allí se atienden clientes en varios mercados, especialmente el norteamericano, aunque también trabajan con el mercado latinoamericano de habla hispana. Sin embargo, según las declaraciones de Tasner, el crecimiento de la operación en Guatemala apunta más hacia el norte del continente.

Actualmente, las oficinas de Guatemala están concebidas como el centro de operaciones tanto para América Latina como para la parte angloparlante del continente mientras que las oficinas de Brasil se concentran en atender el mercado local.

Capgemini se encuentra desarrollando nuevas áreas de negocio que les permita continuar creciendo en la región. Para ello están monitoreando constantemente cuáles son las tendencias del mercado para poder adaptarse a las necesidades del cliente.

Sin embargo, no descuidan las líneas de servicio tradicionales por las que son reconocidos mundialmente. Tanto en Brasil como en Guatemala la empresa cuenta con buenas perspectivas de crecimiento. 

La consultora de servicios profesionales BDO (Binder Dijker Otte) presentan en Colombia nuevos socios que le permitirán renovarse para continuar expandiéndose. Para ello han sumado expertos en diversas áreas como Audit & Assurance, Tax & Legal, Business Services & Outsourcing y Advisory.

Los nuevos socios son reconocidos en sus respectivas áreas profesionales. Entre ellos se encuentran John Jairo Lache, Juan Gabriel Sandoval y Diego Quijano en el departamento de Audit & Assurance, Rodrigo Cifuentes y Luis Enrique Sánchez en advisory, Paula Giraldo y Claudia Camargo como socias de tax & legal que trabajarán codo a codo con Luz Marina Pérez quien se desempeña como socia directora desde el 2016.

La idea detrás de estas incorporaciones es mejorar la calidad de los servicios que se ofrecen desde la firma. BDO es parte de una red internacional de servicios profesionales para empresas con presencia en 160 países. Entre los servicios que ofrecen se encuentran auditoría financiera, consultoría tributaria y legal, consultoría de negocios y outsourcing de servicios contables y de nóminas.

En 2018 la empresa cerró con ingresos aproximados de 9 billones de dólares que les permitirán continuar con su estrategia de negocios en Colombia donde esperan crecer de forma sostenida durante el 2019. BDO empezó operaciones en Colombia en 1985.

La compañía española Prosegur Cash, conocida por sus servicios de traslado de valores y vigilancia, continúa con su estrategia de expansión de servicios al sector que representa la mayor parte de sus ingresos, la banca. Por esa razón firmaron para comprar el 100% de las acciones de la argentina VN Global Outsourcing.

La firma cordobesa es líder en el outsourcing de servicios financieros, especialmente en el área de cobranzas, servicio al cliente y ventas de Argentina, además tienen 25 años de experiencia en el mercado local y cuentan con una plantilla de 2800 empleados. La compra de esta empresa obedece a la estrategia de Prosegur donde los servicios de externalización de alto valor han cobrado importancia en los últimos años.

Expansión de servicios a la banca

Prosegur tiene dos sedes operativas en la ciudad, una para su servicio de seguridad y vigilancia, la otra para el de traslado de caudales en Córdoba. En el área de tercerización de servicios para la banca tienen 4300 empleados a los que se sumarán los de VN Global Outsourcing, esta línea de negocio existe desde el 2015.

Actualmente, no se conoce la cantidad que pagará Prosegur por la empresa cordobesa ya que la operación no es una compra tradicional sino n proceso de integración con control de capital accionario que se llevará a cabo por etapas. Sin embargo, Prosegur cotiza en la Bolsa de Madrid por lo que se espera se conozca el monto total de la operación eventualmente.

VN Global Outsourcing fue fundada hace 25 años por uno de los principales referentes de Fundación Endeavor en Córdoba, Luciano Nícora quién señaló que la venta de la empresa es una oportunidad para escalar la operación de VN Global Outsourcing. Además, continuará en la compañía como asesor externo, junto al equipo directivo y de accionistas para garantizar la continuidad de la estrategia.

Operación internacional

La unión de las dos empresas es beneficiosa para ambas partes ya que comparten el mismo tipo de clientes y ofrecen servicios similares. Por esa razón compartirán infraestructura, así como una inversión considerable para añadir nuevas tecnologías a las operaciones.

Asimismo, con la fusión buscan convertirse en el principal proveedor de servicios para el sector banca y finanzas al mismo tiempo que aceleran su estrategia de expansión en Argentina.

Prosegur Cash nación en 1976 y emplea a más de 65 mil personas en 21 países. En Argentina su operación cuenta con 18 mil empleados que alcanzarán los 21 mil apenas se concrete la venta de VN Global Outsourcing.